Previsión. El Ministro de Economía dijo que el modelo económico vigente consiste en que los bolivianos han decidido desarrollarse, dejar la pobreza, en base al aprovechamiento de los recursos naturales que ya no son saqueados por transnacionales.

 

 

 

 

Pase a los fenómenos climáticos y la crisis mundial, el Gobierno nacional ratifica su previsión de que la economía de Bolivia cerrará el año 2016 con un crecimiento de alrededor del 4,8 por ciento.

La perspectiva fue confirmada por el ministro de Economía y Finanzas Publicas, Luis Arce Catacora, en un seminario organizado por  la Asamblea Legislativa Departamental y la Universidad Autónoma del Beni , en el que explicó los beneficios del Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo.

Con relación al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), explicó que comparando el periodo neoliberal desde 1985 hasta 1995 la tasa de crecimiento era del 3%, mientras que el periodo 2006-2015 durante el actual gobierno se creció en un promedio del 5%.

Consideró que este año será el cuarto en el que Bolivia tenga, desde 2009 (3,4%), “medalla de oro” en crecimiento, dado que al primer trimestre de la gestión, el país lidera el índice en la región. “Todo apunta a que Bolivia liderará  (nuevamente) el crecimiento económico de la región”, refrendó la autoridad. Pero cuál es la explicación. Según Arce, uno de los elementos fundamentales es que el Gobierno nacional apuesta al crecimiento sobre base de la demanda interna, es decir, “depende de nosotros mismos y no de quienes nos compran. Ese es un cambio fundamental que no figuraba en la agenda neoliberal”.

Explico que el modelo capitalista, basaba su crecimiento en las exportaciones, sin embargo, el actual gobierno toma en cuenta “el motor que el neoliberalismo desechó, la demanda interna (el consumo e inversión de los bolivianos)”. El 2004 el aporte de la demanda externa para el crecimiento era importante, pero a partir del 2006, la demanda interna creció por encima de las exportaciones.

“Por esto la caída de las exportaciones fue un punto negativo para la economía, y si seguía Bolivia dependiendo de las exportaciones, hubiese habido recesión, pero ello no sucedió gracias a las determinaciones que tomamos”, aseguró el ministro Arce.

Dijo que el modelo económico actual de Bolivia, combina lo económico con lo social, es productivo, “porque esa es la única manera de que salgamos de la pobreza, y no es extender la mano”.

Un ejemplo de que ello se dio es que la tasa del 6,8% del 2013 fue la más alta de crecimiento en los 38 años de democracia de Bolivia. “La primera buena noticia es que estamos creciendo más, es decir, producimos más”, acotó.

Pero el Gobierno no se queda con los brazos cruzados. Según la autoridad, para paliar  la desaceleración que enfrenta el crecimiento este año producto de los fenómenos climáticos, se puso en marcha un plan anticrisis, diferente al que asumieron otros países ante la caída del precio del petróleo.

Ese  programa implica la aprobación de 12 decretos para combatir la sequía. Uno de ellos impulsa la contitución de una empresa perforadora de pozos de agua y la reprogramación de los creditos para los productores afectados, entre otras medidas. Es más, ratifico que se mantendra el bono Juancito Pinto.


SEMINARIO

El ministro de Economía, Luis Arce, en una exposición magistral, dio detalles además sobre la crisis financiera mundial que se manifestó el 2008 y la crisis climática como consecuencia del calentamiento global, evidente ahora con la sequía en el país. También citó la crisis energética, alimentaria, hídrica, institucional que configuran un panorama poco alentador para la humanidad. Hizo notar que la energía eléctrica es cada vez más cara y el desarrollo de un país se mide por el consumo de energía de su población, es por eso que  este tema es fundamental en nuestro país, no solamente en lo referido a la producción  de gas, sino en la construcción  de hidroeléctricas, producción de energía eólica.

Recordó que  el presidente Evo Morales lanzó la campaña para que Bolivia se convirtiera en centro energético  de la región. Las fuentes de generación de energía son cada vez menores y nosotros tenemos todos los factores  para producir, afirmó. Así mismo, destacó que se ha ingresado a un franco proceso de industrialización, es decir la transformación de nuestros recursos naturales en otros que tengas valor agregado, es por eso que este año entra en funcionamiento la planta de urea que es un fertilizante que sale del gas. “Todos nos quieren comprar la urea porque hoy el problema de la producción de alimentos es mundial, entonces se requiere producir alimentos y Bolivia tiene la capacidad de producir fertilizantes”, sostuvo.

Arce, dijo que el modelo económico vigente consiste en que los bolivianos han decidido desarrollarse, dejar la pobreza, en base al aprovechamiento de los recursos naturales que ya no son saqueados por transnacionales.


REACCIONES

Autoridades regionales y representantes de instituciones benianas, destacaron la presencia del  ministro Arce y el optimismo que reflejan las previsiones sobre la economía nacional, pese a los problemas que enfrentan otros países de la región.

La presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental, Yáscara Moreno, destacó la presencia de la autoridad para explicar el modelo económico que aplica el Gobierno, el cual es referencia a nivel mundial.

 

Con los resultados demostrados se puede tener optimismo con lo que sucederá a la economía boliviana en los próximos meses ante la previsión negativa en otras latitudes del continente.

Additional information